viernes, 30 de abril de 2010

Perejil carnoso (raro endemismo en peligro de extinción)


Nombre científico: Rupicapnos africana subsp. decipiens (Pugsley) Maire
Familia: Fumariaceae

Nos encontramos ante una planta poco común. Es un endemismo iberonorteafricano, que únicamente se encuentra en algunos puntos del suroeste de Andalucía, estando muy localizado ya que es especie rupícola que solo crece en grietas de paredones verticales y en extraplomos calizos o de arenisca. En nuestra zona aparece en varios puntos de Sierra Blanca y Sierra de Mijas.

Está incluida dentro del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, catalogada como "en peligro de extinción" debido a la fragmentación de su hábitat, a los pocos individuos que tienen sus poblaciones, y a las amenazas que presenta tales como nitrificación, pastoreo, canteras, añadiendo en nuestra zona la práctica de la escalada.

El nombre de "perejil carnoso" parece que se usa en la zona de Ceuta; así, la famosa "isla Perejil" que protagonizó un incidente diplomático entre España y Marruecos debe su nombre a la presencia de esta planta. El nombre no indica en absoluto que la planta sea comestible, simplemente que sus hojas son parecidas a las del perejil. En Andalucía no se le conoce ningún nombre común, salvo el de "rupícola africana" que aparece en alguna publicación.



Presenta una curiosidad botánica en la dispersión de sus semillas (llamada "geoautocora") porque los frutos, mientras van madurando, crecen en dirección de la grieta en la pared rocosa para alojar allí las semillas una vez formadas. Esto ayuda a que la población se mantenga pero dificulta su emigración para formar otras poblaciones.

Como toda especie protegida, si la encontramos, nos limitaremos a fotografiarla; nada de arrancar ni mutilar porque estamos ante una verdadera joya de la naturaleza.

Ampliar informacion


martes, 27 de abril de 2010

Acacia rosa (pinceladas de color)


Nombre científico: Robinia hispida L.
Familia: Leguminosae

La acacia rosada es un árbol caducifolio procedente del sureste de Estados Unidos, y que se cultiva en Europa desde el siglo XVIII, junto con su parecido pariente la falsa acacia (Robinia pseudoacacia) distinguible por las flores blanco amarillentas en lugar de rosadas.
La floración es bastante intensa cubriendose las ramas de bellos racimos colgantes que hacen juego con sus hojas compuestas imparipinnadas con 9-11 foliolos.

Existen diversas variedades, pudiendo cultivarse también como arbusto, y aunque se reproduce por semillas o esquejes, suele preferirse el método del injerto en pies de falsa acacia, que es una especie más resistente.

Como árbol alcanza hasta 8-10 metros y es usado para producir sombra a lo largo de calles y avenidas, soportando bastante bien la poda, e incluso necesitándola cuando es joven.

Localización segura: Marbella (calles Jacinto Benavente y Calvario) con floración a finales de abril y principio de mayo.

domingo, 25 de abril de 2010

Galactites, un cardo muy abundante


Nombre científico: Galactites tomentosa Moench
Familia: Compositae

Los cardos en general son plantas herbáceas espinosas con las típicas inflorescencias en cabezuela que presentan todas las especies de la familia de las Compuestas.
Este en concreto puede verse en esta época del año cubriendo muchos bordes de caminos, parcelas abandonadas y en general cualquier sitio nitrificado y con bastante influencia de la presencia humana. Son características sus hojas muy divididas con unas peculiares líneas blancas en el haz, y bordeadas de espinas. Los tallos y la parte inferior de las hojas están cubiertos de una pilosidad blanquecina, tal como indica su nombre específico (tomentosa). En cuanto al nombre del género (Galactites), se debe a que contiene una savia de apariencia lechosa.
Esta planta tiene varios nombres comunes que aluden a sus características, entre ellos cardota, cardo cuajaleches, o centaurea lechosa.
Abunda prácticamente por toda España.



viernes, 23 de abril de 2010

Las Chorisias (palo borracho rosado y palo borracho amarillo)



Nombres científicos:
Chorisia speciosa St.-Hill.
Chorisia insignis HBK.
Familia: Bombacaceae

Os presento hoy a estos dos árboles, muy de moda en la jardinería actual, y con una gran vistosidad como especies ornamentales. Son muy parecidos entre sí: el tronco es muy grueso, con el tiempo adquiere forma de tonel, lo que hace que también se le llame árbol botella, y está cubierto de fuertes espinas protectoras; las hojas se pierden durante el invierno y vuelven a brotar en primavera, y las flores son idénticas en su forma pero de distinto color como indican sus nombres vulgares; los frutos tienen el tamaño de una pera grande y están llenos de pequeñas semillas acompañadas de muchísimos pelos algodonosos.

Su zona de origen está en las sabanas tropicales sudamericanas (Argentina, Paragüay, Bolivia) por lo que no soportan las heladas. Como en todo clima tropical, allí hay una estación seca (el invierno) y otra húmeda (el verano), de modo que estos árboles subsisten a la larga estación seca mediante dos mecanimos: almacenan agua en el tronco (por eso se hincha) y pierden las hojas, volviendo a formarlas en cuanto llega la estación húmeda. Como se puede ver, la causa de la pérdida de la hoja nada tiene que ver con la que provoca el mismo efecto en nuestros árboles caducifolios europeos, aunque en nuestra latitud coincidan en el tiempo.



De los dos, el más común en la Costa del Sol es el palo borracho rosado (Chorisia speciosa), por tener un crecimiento más rápido y alcanzar mayor porte. En cuanto al palo borracho amarillo (Chorisia insignis), se pueden ver buenos ejemplares en el centro de Marbella, y sobre todo es mítico el viejo ejemplar existente desde hace décadas en Málaga junto a la Plaza de la Marina.

Otra diferencia entre ambos es que el C. speciosa se adelanta casi un mes en cuanto a la brotación de las hojas con respecto al C. insignis. A la fecha de dición de esta entrada (23 de abril) se están viendo los primeros amagos de brotación en el segundo, mientras que los C. speciosa están ya totalmente frondosos y cubiertos desde principios de mes. ¿a alguién se le ocurre a que puede deberse? Si pensamos en la climatología de su zona de origen, podemos encontrar la respuesta.

miércoles, 21 de abril de 2010

Hierba de las siete sangrías (Lithodora fruticosa)


Nombre científico: Lithodora fruticosa (L.) Griseb.
Familia: Boraginaceae

Aunque le llamen hierba de las siete sangrías o hierba de la sangre, en realidad es un arbusto perenne de pequeño o mediano tamaño, de tacto áspero (como otras especies de esa familia) y con bastantes tallos leñosos y brotes tiernos en los que nacen las flores. Si no fuera por ellas, sería fácil de confundir con el romero, si bien no tiene el mismo carácter aromático. Abunda en los matorrales secos mediterráneos de gran parte de la península, prefiriendo el substrato calizo o dolomítico.

Su bonito nombre viene de haber sido muy usada como antihipertensora, diciéndose que tenía la misma capacidad curativa que hacer siete sangrías, en la época en que se realizaba esta atrevida práctica. También se le atribuyen otras propiedades como hipocolesteremiante, hemostática, antiséptica y anticatarral, e incluso para cicatrizar heridas (vulneraria).

En fin, toda una estrella en el mundo de nuestras plantas silvestres, no solo por sus usos sino también por su elegancia y belleza.

domingo, 11 de abril de 2010

Washingtonia, campeona en las alturas.


Nombre científico: Washingtonia robusta H.Wendl.
Familia: Arecaceae (Palmae)

De todas las palmeras usadas en avenidas y jardines, esta es la que aparece más alta y esbelta, teniendo además un crecimiento bastante rápido. Es originaria de la zona de California (México y EEUU) por lo que tiene el nombre de palmera de abanico mexicana, haciendo alusión a que pertenece al tipo de palmeras cuyas hojas están divididas en trozos con disposición palmeada (que nacen del centro como un abanico o como los dedos de la palma de las manos), los cuales además quedan colgantes en casi la mitad de su longitud dándole un aspecto muy grácil y péndulo.

El tronco es relativamente delgado (si comparamos con su altura), y está ensanchado en su base; en cuanto a las hojas tienen un peciolo grueso y bordeado por fuertes espinas, lo que hace su poda bastante peligrosa.

Esta especie tiene una hermana bastante parecida, la W. filifera, cuyo tronco es algo mas grueso, alcanza menos altura y no tiene las puntas de las hojas péndulas sino erguidas. Además, para complicar las cosas, suelen aparecer híbridos entre ambas especies con características intermedias.